sábado, 27 de agosto de 2011

La delicia de NO quererla y tenerla sin querer

Es una persona con muchas virtudes y ganas de sobresalir; común denominador de "todos", de todos aquellos que pertenecemos al promedio estadístico de un resultado hecho por la sociedad, pero como todo nada es perfecto hay ciertas actitudes que no nos gustan; ya que en ocasiones su "ego" peca de dominio en su personalidad y puede ser muy imprudente.
Su adolescencia fue como todas, nada que comentar al respecto!... en su juventud, su rebeldía y descargas de dicha etapa fue frenada por una mujer experta en el arte de NO curarse. Quien la podrá conocer más que nadie, muchos que la padecen y pocos especialistas, va avanzando o va retrocediendo, no sabría explicarlo mi ignorancia me permite caracterizarlo como un reloj de arena que no tiene derecho a dar vuelta cuando se acabe el último grano; pero sigue siendo él.

2 comentarios:

  1. guaooooooooooo!!!!! me encanta , esto me identifica mucho , te felicito esta muy bonito.

    ResponderEliminar
  2. SIEMPRE UNA VIRTUOSA REDACCIÓN...
    Yo no tengo nada que me haga sonreir
    nadie que me abrace fuerte y me haga feliz
    no tengo nada que hacer
    no tengo porque vivir
    no tengo nada de nada,
    si no te tengo a ti
    solo quiero que estés cerca de mi
    yo no tengo nadie sobre quien escribir
    nadie que se enfade,
    nadie con quien discutir
    no tengo nadie con quien
    intentar sobrevivir.

    ResponderEliminar

Ambiente rebelde

Tus ganas contagian mi ser, tus vivencias enriquecen mi alma... el tiempo tan solo se detiene para mirarnos y sonreír. El viento se hace pr...